Volver a biografías
Victor Manuel Mora

Víctor Manuel Mora.

 “Un Dios, un pueblo, una clase social”.

 

El pastor Víctor Mora nació en Traiguén el 20 de Agosto de 1884, en el seno de una familia pobre. Hacia el año 1918 lo encontramos viviendo en la ciudad de Punta Arenas, en donde se encontraba como miembro activo de la Iglesia Metodista Episcopal. En esta ciudad contrae matrimonio con Agustina Pérez, en el año 1920.

Ese mismo año emigró con su esposa a Santiago, en donde ingresó a estudiar al seminario teológico evangélico unido Metodista-Presbiteriano, terminando sus estudios tres años más tarde, siendo nombrado pastor el año 1923, enviándosele al puerto de Talcahuano, a cargo de la congregación Metodista.

En el año 1926, es trasladado a la Iglesia de Lota, a la cual sacude de su letargo, llevándola a un avivamiento, que provocará su enfrentamiento con la Iglesia Católica de la ciudad minera, todo lo cual redundó en un amplio y rápido crecimiento tanto cuantitativo cómo cualitativo de esta congregación liderada por su pastor, quien sacó a su congregación a predicar en las calles y plazas de la ciudad;lo que también le generó conflictos con el naciente Partido Comunista, que ocupaba los mismos espacios físicos, sociales y mentales.

Este avivamiento en la Iglesia Metodista Episcopal de Lota, con sus manifestaciones espirituales de tipo pentecostal, llevaron a que en el año 1928 el pastor Mora fuera separado de su congregación y se le envió a Curacautín, y a los miembros se les prohibió la manifestación de tipo pentecostal, ante lo cual la mayoría de la congregación se retiró de la Iglesia Metodista y llamó al Pastor Mora para que se sumara a ellos en la formación de una nueva Iglesia Wesleyana, lo cual él aceptó, naciendo así la Iglesia Misión Wesleyana Nacional, que también entró a formar parte del movimiento pentecostal; caracterizándose esta Iglesia por su fuerte compromiso político de izquierda, llegando su pastor a formar parte del grupo fundador del Partido Socialista en Lota en el año 1933.1

El Pastor Mora combinó de manera perfecta su vida religiosa con su otra gran ocupación, la política, como militante del Partido Socialista de Chile, del cual fue uno de sus fundadores, ocupando cargos políticos a nivel municipal como regidor de Coronel, en el año 1940,cargo al que llegó después de un primer intento fallido en el año 1937. Antes, en elaño 1936 es elegido presidente del Frente Popular de Lota, alianza política de izquierda que agrupaba a los partidos Comunista, Socialista, Demócrata y Radical, que servirá de base a la elección del Presidente Pedro Aguirre Cerda el año 1938.

Esta carrera política será complementada con su labor sindical, como secretario del Sindicato de la Construcción, donde había integrado en virtud de su proyecto de viviendas para los miembros sin casa de su Iglesia en la localidad de Lirquén y en la propia ciudad minera.

Este compromiso social y político integrado a su labor religiosa, Mora lo plasmará en todos los miembros de su Iglesia, muchos de los cuales se integraron a las luchas reivindicativas obreras de los años treinta y cuarenta, algunos de los cuales sufrieron cárcel y relegación en Pisagua, cuando el Presidente Gabriel González Videla promulgó la Ley de defensa de la democracia en el año 1948.

El compromiso social con los trabajadores y pobres de la zona del carbón era abierto, consciente y coherente con su interpretación de la teología social wesleyana, no significó que abrazara el comunismo marxista, pues su ateísmo militante e irreligiosidad extrema, era contrario a su profunda religiosidad; e incluso significó una fuerte oposición de parte de ese partido político a las manifestaciones públicas wesleyanas en las calles de las ciudades y barrios de la zona. Es por ello que él y su Iglesia pasaron a apoyar decididamente al Partido Socialista, partido obrero y de clases medias progresistas, que eran mucho más cercanos a sus cuatro principios doctrinales fundamentales, redactada en Penco en el año 1955:

-“Preparar a sus miembros”.

- “Repudiar el comunismo por ser antagónico con la religión cristiana y opuesto al desarrollo ético de las costumbres políticas del movimiento de reforma Wesleyana”.

- “Repudiar el sistema social de la explotación del hombre por el hombre”.

- “Declarar solemnemente que no acepta la oposición al movimiento social de la emancipación obrera”.2

El 21 de diciembre de 1969 murió el Pastor Víctor Manuel Mora, en su casa de Lota. Murió como nació, pobre, en medio de los pobres, en una vinculación que el construyó y modeló para los miembros de su Iglesia, armonizando acción social con militancia política y fe religiosa protestante wesleyana pentecostal, dejando cómo lema de sui Iglesia,una frase que sintetiza toda su teología: “Un Dios, un pueblo, una clase social”.

Escrito por: J. Ortíz Retamal
1 Para mayor Información biográfica -del pastor Víctor Mora, ver la biografía escrita por Manuel Ossa, “Espiritualidad Popular y Acción Política”, 1990; y sobre su relación con el grupo fundador del P.S., ver Witker. A. 1993.

2Citado por Manuel Ossa, Op.cit., pp. 122-123.
Documento sin título